lunes, 12 de septiembre de 2011

"Cambiar dengue por batatas"


Eso nos dice el Agrónomo Luis Reinaldo Santiago del Servicio de Extensión Agrícola de la Universidad de Puerto Rico, cuando sugiere el uso de gomas de carros usadas para sembrar hortalizas.  

Y es que las gomas o neumáticos se han convertido en un problema a la hora de disponerlas cuando ya no sirven para los carros.  Hay acumulación de las mismas en los centros de cambio. Y hay quien las tira por ahí creando vertederos clandestinos y ayudando a la propagación de mosquitos.


El procedimiento es sencillo.  Primero, se deben conseguir las gomas.  Se corta el borde interior de la parte que quedará hacia arriba.  En el otro lado que quedará hacia abajo, se le hacen agujeros al borde para promover un buen drenaje.  

Si las gomas no van a estar en el terreno, puede poner una tabla con agujeros sobre el hueco de la parte inferior. Llénela de tierra y ya está lista para sembrar.

Puede pintarlas y si desea sembrar ñame, zanahorias, yautía y otros cultivos que crecen debajo de la tierra, basta con hacer una torre de dos o tres gomas.

























Fotos:
Festival del Huerto Casero, Gurabo, PR abril-mayo 2011 





lunes, 2 de mayo de 2011

Pilones al gusto y medida


En el Festival del Huerto Casero en Gurabo me topé con esta mesa con muchos pilones.  Los mismos son creados por el artesano Arturo Ortiz. Don Arturo es no-vidente y la creatividad se le desborda por las manos.  Hace pilones en todos los tamaños y con diferentes clases de madera.  Y no sólo eso, sus pilones son multifacéticos.

Uno de ellos tiene en la parte de arriba una tostonera que encaja perfectamente en el hueco y la misma se quita para usar el pilón con la maceta.  

En otro la tostonera es de las que le hace el hueco al tostón para rellenarlos.  

El que me llevé para mi casa tiene un aro removible por el que entra la maceta, de esta forma cuando se machacan los ajos estos no brincan, ni se salen del pilón.

Don Arturo también hace juguetes tradicionales en madera.  Vende sus artesanías en diferentes ferias y en su taller en Gurabo. Llámelo al (787) 258-2426 y averigue en dónde estará.  De seguró pasará un buen rato escuchándole describir sus creaciones en madera.

lunes, 21 de febrero de 2011

4 horas en Vieques, PR

Llegamos a las dos de la tarde y debíamos estar de vuelta en el muelle a las seis, justo al atardecer.  La pregunta era: a dónde vamos?  O nos quedamos en el pueblo, o vamos a la playa de Sun Bay o al Malecón del Bo. Esperanza? 

Nos decidimos por lo último.

Nos montamos en una pisicorre (carro público) que nos llevó hasta el Bo. Esperanza y que luego vendría a buscarnos para el regreso.

Mientras estuvimos en El Malecón, almorzamos en uno de los restaurantes  que hay en el lugar.  
  
Visitamos el Fideicomiso de Conservación e Historia de Vieques, el cual tiene un pequeño jardín, peceras con vida marina, objetos antiguos y algo de historia sobre los diferentes pobladores a los largo de la historia de esta Isla.

Kalanchoe







Caminamos y descansamos en la orilla de la bahía.






Llegamos hasta el muelle de madera.  Allí, las personas se sientan a pasarla bien, algunos pescan, otros pasean en kayak y hay quienes se comen unas frituras acompañadas de una cerveza.

 



De regreso, le pedimos al chofer que nos dejara en la plaza para ver un poco del pueblo de camino al muelle.  Entramos a una tienda de artesanías y compramos una botella de pique hecho en Vieques.  Llegamos al muelle justo cuando estaban abordando al ferry.


En la Isla Nena, como le llaman a Vieques, pasamos una tarde bien agradable y cambiamos de panorama. 

Me queda regresar, pasar tiempo caminando por el pueblo, entrar en los  negocios pequeños y visitar el Fuerte del Conde de Marisol.

lunes, 7 de febrero de 2011

Donde la naturaleza reina y la vida silvestre vive a su antojo



Eso es lo que se percibe en la
 Reserva Natural de Humacao. 


Ahí las veredas están marcadas por el andar de las personas y el vehículo de los trabajadores.


Las mismas bordean las lagunas que una vez fueron sembradíos de caña de azucar y una de ellas lleva hasta la orilla del mar.


En el siglo pasado estas áreas fueron drenadas por bombeo para sembrar caña de azucar.

  
Hace ya muchas décadas que la caña no se siembra en este lugar.  El sistema de bombas cayó en desuso y luego de unas lluvias intensas causadas por el paso de una tormenta y un huracán en el 1979, el agua reclamó su espacio y volvieron a formarse las lagunas.


  

Aqui habita la vida silvestre y hacen parada varias aves migratorias.





Según nos alejamos de las lagunas y tomamos otra de las veredas, la vegetación cambió de árboles de ceiba, almendro, maga y mangle, entre otros, a una vegetación que incluye palmas de coco, icacos y uvas playeras.
El aire se tornó más fresco y a lo lejos se escuchaba el sonido del mar. Llegamos a un espacio abierto donde pudimos apreciarlo y sentir el aire salado.


Continuamos caminando vereda arriba y nos encontramos con un bunker que sirvió de puesto de observación durante la segunda guerra mundial.


Ahora este lugar sirve para descansar un poco luego de subir la colina y observar la costa de Humacao, Vieques y Cayo Santiago disfrutando de la brisa marina.


De regreso, por otra vereda, le echamos un último vistazo a este lugar que quizás parezca ofrecer poco al que lo visita, pero que si se observa con detenimiento, nos damos cuenta que está lleno de vida.

 




jueves, 6 de enero de 2011

No podemos negar que camina con estilo

Me encontré con esta iguana en la Reserva Natural de Humacao.  Me fui acercando poquito a poco para tomarle este video arriesgandome a que me diera un coletazo. No lo hizo, asi que me parece que está acostumbrada a las personas ... sólo se fue a donde yo no pudiera molestarla.

Estas iguanas no son oriundas de PR, hace varios años se vendían pequeñas en los pet shops como mascotas y una vez crecían los dueños las abandonaban en cualquier área verde.  Hoy día abundan mucho, comen todo lo que sea vegetal, les da por tomar el sol en medio de la pista del aeropuerto y muchas mueren cuando cruzan las autopistas.  Gallinas de palo les llaman y hay quienes las consumen porque su carne sabe a pollo.


Iguana (gallina de palo) from enid on Vimeo.

lunes, 13 de diciembre de 2010

Chúpate esta en lo que te mondo la otra

Caminando por el Paseo La princesa en el Viejo San Juan, nos topamos con este vendedor de chinas (naranjas).  Me dejó impresionada la máquina con que las monda.  Como han cambiado las cosas, desde una simple cuchilla hasta esta maquina que es súper rápida.


Vendedor de chinas from enid on Vimeo.

miércoles, 13 de octubre de 2010

Entre lagunas y canales

Hace unos días estuve de paseo, en un viaje de prueba, por las Lagunas Los Corozos, San José, Torrecillas y el Canal Suárez.  Esta travesía marítima bordea los municipios de San Juan, Carolina y Loíza. 



cortesía de InCiCo

Fue un experiencia espectacular.  Estar en el medio de la Laguna San José y ver la ciudad en 360 grados,



foto cortesía de Fernando Silva Caraballo
atravesar el Canal Suárez desconectándose por completo de los ruidos de la ciudad,

y entrar a la Laguna Torrecillas con su ambiente pesquero.




Durante el paseo pudimos apreciar parte de las comunidades que bordean la Laguna los Corozos y conocer un poco de su historia.  Además, navegamos cerca de los islotes de la Guachinanga y la Guachinanguita.


Pasamos bajo el Puente Teodoro Moscoso.


Atravesamos el Canal Suárez. 

foto cortesía de Fernando Silva Caraballo
Pasamos debajo de los puentes de la Baldorioty de Castro y de las salidas a la Base Muñiz.

foto cortesía de Fernando Silva Caraballo

Disfrutamos del paisaje de la Laguna Torrecillas.



Y a lo lejos vimos la costa del área del Condado y San Juan. 

En esas dos horas y media pudimos observar diferentes tipos de garzas,


árboles de mangle rojo y blanco,


pescadores de asiento,


pescadores con tarraya,


gaviotas, iguanas de palo, jicoteas, sábalos, golondrinas, águilas pescadoras, tijeretas, la franja dónde el agua de mar se mezcla con el agua dulce 



y hasta un avión que surcó el cielo justo por encima de nosotros. 

De regreso por el canal pudimos apreciar otra vista del Puente Teodoro Moscoso con la ciudad al fondo.


Durante el tiempo que duró esta aventura, nos salimos de la urbe y nos mezclamos con la naturaleza. 


Gracias a Maribel, Miguel, Nelsón, Janet, Margarita, Chuco, Chago, Fernando, Giovanni, Fabián y  Robert por una experiencia única.

********************
Los viajes de prueba de Expediciones Península dirigidos a audiencias preferenciales (en este caso, grupos de familia residentes del área metropolitana) son parte del proceso práctico de desarrollo de un proyecto de ecoturismo que se gesta en la comunidad de la Península de Cantera bajo la dirección de la organización de residentes Leaders for the World con el apoyo de la Compañía para el Desarrollo Integral  de la Península de Cantera y el respaldo y acompañamiento técnico del Instituto de Ciencias para la Conservación de PR, (InCiCo). 

Si quiere obtener más información sobre  Expediciones Península puede comunicarse al 787-728-7694 con Rosalyn Hernández, o con  InCiCo al 787-238-0694 con Fernando Silva Caraballo.

*************

3 de mayo de 2011

Expediciones Península ya tiene su lugar en la red: